Guía de compras por Madrid, las mejores zonas de compras

Compras en el Centro Histórico de Madrid

En los alrededores de la Puerta del Sol y la Plaza Mayor de Madrid se concentra la mayor parte de los comercios centenarios, tiendas de artesanos y comercios especializados en regalos, sombreros, abanicos, porcelanas, artículos religiosos, instrumentos musicales, luthiers, alpargatas, cordelerías, capas españolas, cerámicas, artículos de flamenco, discos y libros.

El Rastro

Es un mercadillo popular típico de Madrid y único en España donde las mañanas de domingo y festivos nos ofrece artículos de segunda mano, antigüedades, artículos de colección, decoración y las cosas más inverosímiles y sorprendentes.

Compras en zona Gran Vía, Carmen y Preciados

Es la zona comercial más popular entre los turistas, en estas calles se encuentran centros comerciales, grandes cadenas y firmas españolas de prestigio internacional especializadas en regalos, piel, joyas, moda, zapatos, etc.

En Callao y Calle Preciados se encuentran los grandes centros comerciales y en Gran Vía tienen grandes tiendas tipo flag ships (tiendas insignia) algunas de las marcas de moda más populares.

Compras en Chueca, Malasaña y Salesas

Compras en zona Chueca y Fuencarral

En continua transformación, Chueca convive con varias generaciones de moradores, predominando en la actualidad el ambiente gay. Hoy es un barrio madrileño muy comercial y respetuoso con la diversidad en la sociedad. La moda alternativa es su mayor reclamo así como el Mercado Gastronómico de San Antón.

Compras en zona Malasaña y Triball

El triángulo formado por Gran Vía Fuencarral y Corredera Baja de San Pablo constituye una zona de compras, gastronomía y cultura. Muchos jóvenes diseñadores han situado sus espacios en antiguos locales, tiendas tradicionales o incluso antiguos prostíbulos.

Compras en zona Salesas

Esta zona alberga firmas exclusivas con un trato muy personalizado. Se encuentra en una de las zonas de Madrid que evoca el histórico ambiente bohemio e intelectual del último siglo. Muchos de los espacios han respetado motivos arquitectónicos que hoy dan un aire vintage a locales emblemáticos de los años 80.

Compras en barrio de Salamanca,  Serrano y Ortega  Gasset

Es el  eje de las compras más exclusivas de Madrid; desde la Puerta de Alcalá y hasta la Plaza del Marqués de Salamanca, se puede percibir el lujo, el diseño y el glamour de la moda nacional e internacional. Joyerías, zapaterías y las firmas más prestigiosas se encuentran en estas emblemáticas calles del barrio de Salamanca.

Claudio Coello, Lagasca, Jorge Juán, Ayala, Hermosilla …

Estas calles son el escaparate de los diseñadores españoles, aquí han situado gran parte de ellos sus puntos de venta. Es la zona de compras más completa y variada: zapatos, accesorios, artículos para hogar y decoración, ropa infantil, galerías de arte y anticuarios; pequeñas tiendas con una atención muy personalizada.

Compras en Barrio de las Letras

El denominado Barrio de las Letras, el barrio bohemio del Siglo de Oro español donde convivieron algunos de los más ilustres escritores: Cervantes, Quevedo o Lope de Vega es hoy una de las zonas de ocio, restauración y compras más alternativas. Conviven tiendas de moda con toque vintage,, tiendas de antigüedades, galerías de arte, platerías, tiendas de decoración, instrumentos, instrumentos musicales, librerías y anticuarios, con una agradable zona peatonal.

Una reciente iniciativa “El mercado de las ranas” hace que los comerciantes saquen a la puerta de sus establecimientos los mejores productos el primer sábado de cada mes.

Compras en Azca

El corazón de los negocios se encuentra en Azca, un espacio comercial entre las calles de Orense, Avenida del General Perón, Raimundo Fernández Villaverde y el Paseo de la Castellana y a pocos metros del estadio del Bernabéu y del Palacio de Congresos.

En este entorno se encuentra el centro comercial Moda Shopping, El Corte Inglés de la Castellana y tiendas de cadenas nacionales e internacionales commo Mango, Zara, H&M, etc.

La oferta comercial del barrio se complementa con un gran abanico de restaurantes y cafeterías de todo tipo y una atractiva oferta de ocio nocturna.

Compras en Argüelles

El barrio de Argüelles tiene en la calle de la Princesa su arteria principal. Sus calles siempre están llenas de estudiantes que van y vienen de la Ciudad Universitaria que se encuentra muy cercana, es una zona comercial y bulliciosa, especialmente en su intersección con la calle Alberto Aguilera donde muchas marcas de ropa joven tienen su buque insignia que se mezcla con el comercio tradicional y los grandes almacenes.

Entre compra y compra puedes disfrutar de un exquisito helado en una heladería abierta desde 1950 o de un corte de pelo para caballeros en un peluquería de caballeros abierta en 1925 que conserva su mobiliario originalCATEGORÍASCOMPRASSI

Exposición de Grandes Maestros del Arte Popular Mexicano

  • Género: Artesanía
  • Entrada: GRATUITA.
  • Lugar: Casa de México en España, Alberto Aguilera 20, 28015, Madrid. 
  • Horario: Lunes y martes 10:00 a 19:00 horas / Sábados 10:00 a 14:00
  • Visitas guiadas: gratis los Martes a las 11:30 y Jueves a las 19:30
  • Organizadores: La Casa de México en España y el Banco Nacional de México, a través de Fomento Cultura Banamex, A.C.

Excepcional conjunto de obras artesanales de la máxima calidad estética y maestría técnica elaboradas por los artistas populares mexicanos más destacados.

Batea, (2018) de Adolfo Escudero Mejía. Fotografía: Arturo González de Alba

La colección está conformada con las obras de los Grandes Maestros participantes en el Programa de Apoyo al Arte Popular y por artistas invitados que fueron cuidadosamente seleccionadas y reunidas entre los años de 1996 a 2018 . Estas obras muestran una amplia selección que refleja las especialidades más representativas del arte popular mexicano.

Se presenta un vasto panorama a través de nueve ramas artesanales: barro, madera, piedra, textiles, metales, papel, piel, fibras, vegetales y materiales varios, divididas a su vez en una enorme gama de especialidades de acuerdo a la técnica, región, acabado y uso. Las piezas que se exhiben en la Casa de México en España abarcan 44 localidades con un número de 77 artistas populares y 126 conjuntos.

Detalle de obra exposición Maestros del Arte Popular Mexicano.

Galería de imágenes


Folleto oficial de la exposición

Nota de Itineratur: A continuación reproducimos toda la información contenida en el  folleto explicativo de la exposición. 

¿Qué es el arte popular y artesanal?

El arte popular de México tiene muy diversas manifestaciones, siempre complementarias y vinculadas entre sí: danzas música, comida, fiestas, pero entre todas ellas destaca de manera sobresaliente la producción artesanal, misma que ha recibido el reconocimiento de propios y extraños por su calidad y su condición de arte genuinamente representativo del ser complejo y plural de México y de los mexicanos.

Grandes Maestros del Arte Popular Mexicano

La actividad artesanal forma parte de las redes sociales, económicas y culturales del medio rural, de las zonas populares de las ciudades y desde luego de las múltiples etnias indígenas originarias del país. Esta actividad se realiza al interior de una economía mayoritariamente doméstica, básicamente de auto consumo y se transmite de generación en generación por medios ajenos a la educación formal. En muchas ocasiones la producción artesanal abarca objetos que sirven para el uso diario en el hogar y el trabajo o tienen un objetivo estético asociado a su uso cotidiano o una finalidad ritual, que los hace quedar inmersos en la red de símbolos que constituyen la identidad comunitaria. 

Los cambios experimentados en las prácticas sociales y tradicionales y las demandas del mercado en constante transformación implican la pérdida de interés de las nuevas generaciones por la producción de materias primas naturales o tradicionales por productos más baratos y accesibles, que deterioran la calidad y provocan la pérdida de la maestría en la elaboración de piezas, ya sea por desconocimiento de las técnicas o por la necesidad de atender un mercado que reclama productos de bajo precio .

El Programa de Apoyo al Arte Popular

En este contexto, el Programa de Apoyo al Arte Popular que se encuentra funcionando desde 1996, planteó la generación de un modelo de apoyo que, sin duplicar los esfuerzos de otras instituciones, aporte elementos para revertir la tendencia a la extinción de la artesanía de calidad. Su base fundamental es la consolidación de los talleres en los que se producen piezas de excelencia, con una tradición que marca las pautas de la identidad cultural de los artesanos.

Vídeo explicativo del Programa de Apoyo al Arte Popular que ha permitido reunir esta colección:

De este modo, se han abierto opciones para mantener y ampliar las fuentes de trabajo que genera la producción artesanal, que en muchas poblaciones constituye una base económica importante. Por ello, las acciones del Programa aportan beneficios a las comunidades en las que trabajan los artesanos participantes ya los grupos artesanales en general. 

Por medio de los talleres de capacitación y actualización se ha mejorado la producción y se ha favorecido la generación de empleos que permiten mantener la identidad y el arraigo de la población. Asimismo, a través de la difusión, que incluye exposiciones de las obras de los Grandes Maestros y la edición de libros y fascículos, paulatinamente se ha renovado el interés en la producción y adquisición de artesanías de gran calidad artística. Por último, mediante el apoyo a la comercialización, se ha intentado abrir nuevos mercados que revitalicen el estatus del arte popular como actividad generadora de ingresos para los artesanos y sus familias. 

Las obras de arte popular presentan, además de la huella impresa por las etnias indígenas, la concentración de influencias que el propio territorio y pueblos mexicanos han experimentado a lo largo de los siglos. Indudablemente las piezas son ya la fusión de diversas tradiciones heredadas de Europa y del mundo árabe durante los tres siglos del Virreinato español, tradiciones orientales llegadas a través del comercio entre Filipinas y España, entre otras. Todos estos elementos entrelazados, al mismo tiempo que proporcionan un carácter propio, permiten tener puntos de unión con otras culturas, las cuales se pueden ver identificadas con ciertas particularidades que les resulten familiares.

La colección de Grandes Maestros

Las obras de la Colección Grandes Maestros del Arte Popular fueron seleccionadas entre los años de 1996 a 1998 por Cándida Fernández de Calderón; abarcan 118 localidades ubicadas de todos los estados de México así como piezas elaboradas por artesanos invitados a la colección entre 2002 y 2018.

A través de la colección de Grandes Maestros se busca mostrar la variada producción que cambia según las regiones, grupos étnicos, materiales o técnicas. De modo tal que al final del recorrido se puede tener una idea más cercana de la multiplicidad cultural, diversidad geográfica, étnica y lingüistica que hay en México.

Gracias a la diversidad de elementos que en el arte popular confluyen, es posible lograr un acercamiento a la idiosincrasia del país y así obtener una idea más cercana de los que se puede ver oír, oler, tocar y saborear al recorre el territorio mexicano. A través del arte popular se puede acceder a los pobladores, visitar sus hogares, los mercados, internarse en sus costumbres y tradiciones, contemplar sus ritos y danzas, vivir sus fiestas y compartir también las tristezas. Es como si cada una de estas piezas fuese una voz que cuenta su propia historia, de modo tal que al unirlas todas, se obtiene una visión más completa que permite percibir el enorme mosaico cultural mexicano. 

Como todo fenómeno en la historia, el arte popular se encuentra inmerso dentro de condiciones económicas, sociales, antropológicas y culturales que le dan origen y que asimismo permiten entenderlo. Como consecuencia de esta mezcla de elementos, constituye un fenómeno de gran riqueza al cual es posible acercarse desde diversas disciplinas. Se destaca a las piezas tanto como productos culturales que reflejan tradiciones, sentimientos, pensamientos y acciones de determinados grupos; pero también como objetos intrínsecamente bellos por si mismos. Piezas que se instituyen como auténticas obras de arte que poseen un aspecto técnico un minucioso procesado de elaboración y un contenido; pero también son reflejo de la expresión y la sensibilidad artística. 

Un Gran Maestro se diferencia del resto de los artesanos porque a través de sus obras logra transmitir un vínculo especial entre los materiales y su trabajo. Plasma sobre sus piezas una chispa de genialidad creatividad y maestría en el manejo de las técnicas. Innegablemente su trabajo sobresale por encima del de los demás miembros de su comunidad y es incluso en muchos casos reconocido dentro de su mismo entorno como un individuo especial. 

Precisamente cuando se tiene el privilegio de entrar en contacto directo con los artistas populares, es posible percibir su singularidad y en la mayoría de los casos, tanto su generosidad como el enorme capital humano que poseen. Al internarse en el mundo del Gran Maestro se conoce al individuo a través de sus obras, pero también se establece un estrecho vínculo con su vida íntima. Generalmente, los talleres donde elaboran sus piezas están inmersos en el mismo espacio familiar, de modo que al tener acceso a su trabajo, s tiene también un acercamiento a su vida personal Toda esta peculiar relación hace que el trato directo con los artesanos brinde no sólo un acervo de enseñanzas técnicas y artísticas, sino también un invaluable cúmulo de lecciones humanas. 

La colección es eminentemente una muestra viva, en la que detrás de cada objeto hay individuos con nombre y apellidos que reflejan toda una tradición colectiva que ha perdurado a través del tiempo y que ha sabido adecuarse a nuevas circunstancias. Por otra parte, deja ver que el trabajo de estos Maestros, al mismo tiempo que se nutre de sus raíces, va evolucionando día a día. La vitalidad de este proyecto radica precisamente en el Programa de Apoyo al Arte Popular que lo respalda, el cual ha ayudado a que estos artistas continúen realizando estas obras y además transmitan sus conocimientos a las nuevas generaciones. 

Así, cada una de las piezas reunidas es una muestra representativa de la gran obra de esos hombres y mujeres de México, que han dedicado su vida entera a la creación de objetos de alta calidad artística, imbuidos de un hondo sentido comunitario que simbolizan las maneras de hacer, de pensar, de creer, de vestir, de trabajar, de comer, de conversar y de interactuar en el mundo que los mexicanos han desarrollado a lo lardo de su historia. Estas obras maestras del arte popular del México de hoy son testimonios elocuentes de la inmensa capacidad creadora y de la vitalidad inagotable del arte del pueblo mexicano.

¿Qué hace es el Fomento Cultural Banamex?

En 1971, por iniciativa de El Banco Nacional de México, se instituyó el Fomento Cultural Banamex, A.C., un organismo sin fines de lucro cuya misión consiste en contribuir de forma profesional y sistematizada a estudiar, resguardar y difundir el arte y la cultura en México, con la intención de coadyuvar a que los Mexicanos fortalezcan su identidad y dar a conocer la enorme riqueza cultural de México en los ámbitos local e internacional. Todas sus actividades están fundamentadas en un sólido esquema de investigación académica; su compromiso a favor de la preservación de los valores y tradiciones, el impulso al desarrollo de la cultura mexicana, así como el rescate y la conservación del patrimonio histórico y artístico se ven reflejados en sus líneas de acción, que son: exposiciones nacionales e internacionales, publicaciones, programa de apoyo al arte popular, restauración y conservación del patrimonio cultural y servicios educativos. 

Enlaces de interés

Logo de la Casa de México en España
Logo de la Casa de México en España

Exposición Tres siglos de pintura mexicana. Colecciones privadas

  • Entrada: GRATUITA.
  • Periodo: de Octubre 2018 a Enero 2019. 
  • Lugar: Casa de México en España, Alberto Aguilera 20, 28015, Madrid.
  • Horario: Lunes y martes 10:00 a 19:00 horas / Sábados 10:00 a 14:00
  • Visitas guiadas: gratuitas los Martes a las 11:30 y Jueves a las 19:30. 
  • Organizadores: La Casa de México en España y el Banco Nacional de México, a través de Fomento Cultura Banamex, A.C.

Muestra del desarrollo de la pintura en México con una selección de treinta y seis obras realizadas entre los siglos XVII y XX provenientes de colecciones privadas.

Desnudo con alcatraces (1944) de Diego Rivera.
Desnudo con alcatraces (1944) de Diego Rivera

Desde la época virreinal el coleccionismo privado en México ha tenido un papel fundamental en el desarrollo de las artes. A diferencia del coleccionismo oficial, operado por el Estado, -en el siglo XIX, por medio de la Academia de San Carlos, y en el siglo XX, por medio del Instituto Nacional de Antropología e Historia y del Instituto Nacional de Bellas Artes – el coleccionismo privado se ha ocupado de reunir y preservar la producción artística de géneros como el retrato, el paisaje y la naturaleza muerta, en el siglo XIX, y la producción de caballete de la Escuela Mexicana de Pintura y de las vanguardias, en el siglo XX; conformando un complemento de las colecciones públicas que se hallan en los museos y sitios gubernamentales que permite una cabal comprensión del devenir artístico nacional.

Salas de la exposición Tres siglos de pintura mexicana. Colecciones privadas
Salas de la exposición Tres siglos de pintura mexicana. Colecciones privadas

Galería de imágenes


Contenido del folleto oficial de la exposición

Nota de Itineratur: A continuación reproducimos toda la información contenida en el  folleto explicativo de la exposición. 

Resumen de la exposición

La muestra, dividida cronológicamente, inicia con once piezas de la producción pictórica novohispana, con pintores de la talla de Cristóbal de Villalpando y Miguel Cabrera, en las que se abordan temas religiosos e históricos, retratos, vistas y cuadros de castas.

Del siglo XIX se presentan obras de algunos de los artistas europeos y estadounidenses que, al abrirse las fronteras del país después de la consumación de la Independencia en 1821, arribaron en nutrido contingente y dejaron testimonio de su fascinación por el paisaje y los vestigios arqueológicos de pasado prehispánico. Otras piezas son también de pintores extranjeros, como el catalán Pelegrín Clavé y el itailano Eugenio Landesio, quienes llegaron a México contratados por la Academia de San Carlos, en donde formaron a una naciente generación de artistas que despuntaría en la segunda mitad del siglo, respondiendo a las nuevas tareas artísticas que demandaba el Estad-nación y el coleccionismo privado. 

Las obras exhibidas correspondientes al siglo XX revelan los variados abordajes formales y temáticos que desplegó la pintura mexicana con la asimilación de las vanguardias y la orientación nacionalista promovida por los gobiernos surgidos de la Revolución de 1910. En forma paralela, se desarrollaron otras corrientes artísticas como el surrealismo, y en la década de 1950, el geometrismo  la abstracción, representadas por artistas como Pedro Coronel. Entre las tendencias más significativas de las últimas décadas figura la de Francisco Toledo, quien abrevó en las culturas indígenas para crear un lenguaje universal. 

El Virreinato

Las obras del periodo virreinal presentes en la exposición son representativas de los géneros que se practicaron en el reino de la Nueva España durante los siglos XVII-XVIII; la pintura religiosa, histórica y de castas el retrato y las vistas. 

Cristóbal de Villalpando, uno de los artistas más destacados del siglo XVII, se caracterizó por sus figuras estilizadas, sus “texturas aterciopeladas” y sus composiciones rubenianas. En el siglo XVIII la pintura alcanzó un momento de esplendor con la consolidación de las escuelas regionales, la invención de nuevas iconografías y la agrupación de los artistas en academias; se caracterizó por los tonos pasteles, la suavidad en el dibujo y la introducción de lo íntimo y lo doméstico, elementos presentes en los cuadros expuestos y a los que se debe sumar el interés por la representación de las diversiones, como en el biombo Jornada campestre, atribuido a Miguel Cabrera.

Lamentación por Cristo muerto (ca. 1670-1679) de Cristóbal de Villalpando.

Además de la pintura religiosa devocional, conocieron también un notable despliegue el retrato, las vistas urbanas y las escenas costumbristas. La alta burocracia novohispana y la aristocracia se hicieron retratar, ya fuera con vistosas cartelas que daban cuenta de su origen y trayectoria, bajo la protección del santo de su devoción o con figuras alegóricas, como en los retratos de los virreyes Miguel José de Azanza y Juan Vicente Güemes Pacheco.

Uno de los géneros más originales que produjo el arte novohispano fue, sin duda, la pintura de castas, composiciones que mostraban el mestizaje de los diferentes grupos raciales que habitaban en la Nueva España. En ellas se aprecia la variopinta sociedad en escenas costumbristas compuestas por una familia nuclear, ambientadas en interiores domésticos o en paisajes urbanos o rurales que dan cuenta de los oficios, el vestuario, los ajuares domésticos, los frutos regionales y la posición social de los personajes. 

El Parián (ca. 1678-1770) por círculo de Nicolás Enríquez.
El Parián (ca. 1678-1770) por círculo de Nicolás Enríquez. 

El siglo XIX

Con la fundación de la Academia de San Carlos en 1781 se inició un nuevo periodo en el arte mexicano caracterizado por un deseo de modernidad patente en la formación de los artistas bajo los lineamientos del neoclasicismo, en la realización de proyectos arquitectónicos de gran envergadura y en la renovación de los programas iconográficos. Este empuje artístico, patrocinado desde la Corona, se vio interrumpido por la Guerra de Independencia (1810-1821). 

Entre 1821 y 1848 la Academia enfrentó problemas financieros que mermaron su productividad; sin embargo, el medio artístico se benefició con la llegada de los “artistas viajeros”, europeos y estadounidenses, que plasmaron el paisaje, las costumbres y los vestigios arqueológicos de las antiguas culturas prehispánicas, de lo que dan cuenta la Catedral de México de Pedro Gualdi, La Pirámide del Sol de Jean Baptiste Louis Gros y el Valle de México desde la hacienda de los Morales de Conrad Wise Chapman. 

La Catedral de México (1850) de Pedro Gualdi
La Catedral de México (1850) de Pedro Gualdi
Volcán de Orizabal desde la Hacienda de San Miguelito (1892) de José María Velasco
Volcán de Orizabal desde la Hacienda de San Miguelito (1892) de José María Velasco 

Por su parte, el italiano Eugenio Landesio, llegado a México en 1855 para ocupar la dirección de Paisaje en la Academia de San Carlos, respondió a la demanda de los hacendados para ver representadas sus residencias campestres; una buena muestra de ello es Hacienda de Colón. Su discípulo más aventajado fue Jose María Velasco, quien llegó a convertirse en uno de los artistas mexicanos más destacados. 

Valle de México desde la hacienda de los Morales (1899) de Conrad Wise Chapman

Valle de México desde la hacienda de los Morales (1899) de Conrad Wise Chapman

El retrato y el bodegón gozaron también de gran estima entre la burguesía mexicana. Los retratistas hacían gala de todas sus habilidades para representar las ricas texturas del atuendo de los modelos y la opulencia del mobiliario que los enmarcaba como puede observarse en el retrato del Niño Gamio de Pelegrín Clavé. Mientras que uno de los mejores exponentes del bodegón fue José Agustín Arrieta, quien plasmó en sus cuadros la rica gama de productos naturales y platillos tradicionales del país. 

Análisis del cuadro Dama con cántaro (ca. 1915) de Germán Gedovious

El siglo XX

La primera década del siglo XX se singularizó por una renovación artística que permitió el desarrollo de las vanguardias en la Academia de San Carlos gracias a la innovación de los programas de estudio, a la “desacralización” de los modelos clásicos y al rechazo de la teoría de la jerarquía de los géneros. 

La Revolución (1910-1920) no interrumpió del todo la actividad artística: se realizaron exposiciones de arte y artesanías, se estableció una escuela para la práctica de la pintura al aire libre, la crítica de arte mantuvo una intensa actividad  los intelectuales se dieron a la tarea de reflexionar sobre “el arte nacional”. Toda esta efervescencia artística llevó a José Clemente Orozco a declarar en su Autobiografía “La pintura mural se encontró en 1922 la mesa puesta”. 

Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros, junto con otros artistas como Roberto Montenegro y Alfredo Ramos Martínez, desde sus diferenciados estilos y posturas políticas, se abocaron a la tarea de crear imágenes de “lo mexicano” en los muros de los edificios públicos, pero también en su obra de caballete. En forma paralela surgió otra corriente de carácter subjetivo e intimista, representada por artistas como Jesús Guerrero Galván, Manuel Rodríguez Lozano, Rufino Tamayo y Julio Castellanos. Mención aparte merece el Dr. Atl, quien innovó el género del paisaje con un lenguaje plástico basado en la síntesis de las formas, la intensidad del color y la perspectiva curvilínea. 

Fragmento de Entre la filosofía y la ciencia (1948) de Juan O'Gorman
Fragmento de Entre la filosofía y la ciencia (1948) de Juan O’Gorman

En la década de 1950, la Generación de la Ruptura, integrada por artistas opuestos al realismo social y la épica revolucionaria, abogaba por los impulsos de la abstracción lírica y geométrica rechazando cualquier ideal colectivo como fuente de la creatividad; entre los artistas más representativos de esta corriente figuran Pedro Coronel y Rodolfo Nieto. 

Tehuana (ca. 1950) de Roberto de Montenegro
Tehuana (ca. 1950) de Roberto de Montenegro

Hacia 1980, Francisco Toledo alcanzó el reconocimiento mundial de su obra, inspirada en la cultura zapoteca de su tierra natal plasmada con un lenguaje universal que ha contado con numerosos seguidores, entre los que destaca Sergio Hernández. Al mismo tiempo, surgió una corriente denominada “neo-mexicanismo”, caracterizada por la pintura que abrevaba desde una visión nostálgica, en las raíces tradicionales nacionales, perdidas en el proceso de modernización, y en la que se ubica la obra del oaxaqueño Rodolfo Morales.

Espero que disfrutéis de esta exposición

Logo Casa de México en España
Logotipo de la Casa de México en España

¿Qué ver en el Palacio Real de Madrid?

NOTA: 4,5 ⯁⯁⯁⯁⬖

Historia | Edificio Exterior | Cambio de Guardia |
Escalera Principal | Salón de Alabarderos | Salón de Columnas | Salón de Gasparini | Sala de la Porcelana | Salón del Trono | Capilla Real | Sala de la Corona | Pintura | Stradivarius | Relojes | Carrozas

Fechas

  • 1734 (Nochebuena): Se incendia el antiguo Real Alcázar.
  • 1738: Se inician las obras de construcción del nuevo palacio.
  • 1764: Terminan las obras.

Breve historia del Palacio Real

Palacio Real desde los Jardines de Sabatini. Foto Rafesmar – CC BY-SA 4.0. link

Fue construido durante el siglo XVIII tras el incendio que destruyó el antiguo alcázar. El rey Felipe V mandó construir en su lugar un nuevo palacio a uno de los mejores arquitectos italiano del momento, Filippo Juvara, y tras su muerte a su discípulo Juan Bautista Sachetti (que empezó las obras en 1738). En su obra trabajaron otros grandes arquitectos del siglo XVIII como Francesco Sabatini o Ventura Rodríguez.

Felipe V (primer rey de la dinastía Borbón) aprovechó la circunstancia del incendio para crear un palacio al gusto de la época, marcando diferencias con el estilo de la dinastía anterior de los Habsburgo.

¿Sabías qué? A la muerte de Juvara, Felipe V hizo que Sachetti adaptara el proyecto al solar del antiguo alcázar, reduciendo significativamente sus dimensiones porque el diseño de Juvara era ¡cuatro veces mayor que el actual!

También es llamado Palacio de Oriente por el nombre de la plaza, y la plaza recibe ese nombre por estar al este del palacio.

El exterior del Palacio

Su fachada exterior ★★★★★ consiste en un gran cuadrado con tres cuerpos:

  • La planta baja construida en piedra imitando almohadillado
  • Un segundo cuerpo de columnas gigantes (que le dan ese estilo característico del barroco clasicista)
  • Un tercero con una balaustrada de piedra blanca coronada de estatuas de reyes y pináculos.
Vista Palacio Real de Madrid desde Plaza de Oriente. Foto Patrimonio Nacional
Vista Palacio Real de Madrid desde Plaza de Oriente. Foto Patrimonio Nacional.
Palacio Real de Madrid desde los jardines del Campo del Moro. Foto Patrimonio Nacional.
Palacio Real de Madrid desde los jardines del Campo del Moro. Foto Patrimonio Nacional.

¿Sabías qué? Con más de 3.400 habitaciones es uno de los palacios más grandes del mundo y el más grande de la Europa Occidental, más que Versalles o que Buckinham Palace , aunque solo se enseñan 24 habitaciones.

Principales Salas del Palacio Real

Escalera Principal ★★★★★

Asombra por su espectacularidad, monumentalidad y riqueza. Realizada en granito y mármol fue diseñada por Sabatini en 1760, aunque fue reformada en tiempos de Carlos IV. La caja de la escalera está cubierta por una gran boveda barroca pintada con un gran fresco de Corrado Guiaquinto que representa el Triunfo de la Religión y de la Iglesia en línea con el programa de todo el palacio: El triunfo de la monarquía española y de la hispanidad.

Escalera Principal del Palacio Real de Madrid. Foto Patrimonio Nacional.
Escalera Principal del Palacio Real de Madrid. Foto Patrimonio Nacional.
Bóveda de la escalera principal del Palacio Real de Madrid. Foto Patrimonio Nacional
Bóveda de la escalera principal del Palacio Real de Madrid. Foto Patrimonio Nacional

Salón de Alabarderos

Concebido inicialmente como un salón de baile, en tiempos de Carlos III se convirtió en la sala de la guardia de honor que protegía el palacio.  Destaca el fresco de la bóveda realizado por Giambattista Tiepolo con pinturas de temática mitológica.

¿SABÍAS QUÉ? Recientemente se ha incorporado el cuadro La Familia de Juan Carlos I ★★★ del pintor realista Antonio López, cuadro realizado durante 20 años.

Retrato Familia de Juan Carlos I. Foto Marca España.
Retrato Familia de Juan Carlos I. Foto Marca España.

¿SABÍAS QUÉ? En esta sala se instala todos los años el Belén Napolitano, que tiene su origen en el Belén del Príncipe iniciado por Carlos III para su hijo Carlos IV y que es uno de los conjuntos más importantes del mundo este tipo de belenes típicos del S XVIII. 

Escena del Belén Napolitano (2017). Foto Patrimonio Nacional
Escena del Belén Napolitano (2017). Foto Patrimonio Nacional

Salón de Columnas ★★★★★

Destinado a sala de bailes y banquetes hasta el reinado de Isabel II, su arquitectura es idéntica a la de la escalera principal, que inicialmente era doble, siendo esta sala la caja de la otra escalera.

Salón de Columnas del Palacio Real de Madrid.
Salón de Columnas del Palacio Real de Madrid. 

¿SABÍAS QUÉ? Ha sido lugar de actos públicos de la historia española del SXX como la capilla ardiente de Franco, la firma adhesión de España a la CEE (ahora UE), la abdicación Juan Carlos I, la conferencia de Paz de Oriente Medio (1991), la II Cumbre Iberoamericana (1992) o la Cumbre de la OTAN (1997).

¿SABÍAS QUÉ? Aquí se celebraba el Lavatorio y Comida de Pobresdurante el cual el Rey y la Reina de España daban de comer y lavaban los pies de 24 pobres delante de la nobleza, la jerarquía de la iglesia y los embajadores.

Salón de Gasparini ★★★★★

Extraordinariamente decorado en estilo rococó con chinerías, está considerada una de las joyas del palacio destaca por su lujosa decoración y por haber llegado sin ninguna modificación hasta nuestros días. Todo el conjunto (muebles, bronces, estucos del techo, sedas de las paredes, mosaico de los suelo) fue diseñado por Matías Gasparini y realizado durante 50 años.

Salón Gasparini del Palacio Real de Madrid. Foto Patrimonio Nacional.

¿SABÍAS QUÉ? El reloj El Pastor situado sobre la chimenea tiene una serie de autómatas que bailan al dar las horas incluyendo un pastor que toca la flauta, un perro que ladra o una oveja que bala. Vídeo del reloj funcionando

Reloj El Pastor en el Salón Gasparini del Palacio Real de Madrid. Foto Patrimonio Nacional

Saleta de La Porcelana ★★★★★

Es la obra maestra de la Real Fabrica de Porcelana del Buen Retiro. Un puzzle de placas de porcelana ensambladas entre sí que recubren todas las paredes y el techo, aprovechando hábilmente la decoración para ocultar uniones entre las placas.  El suelo fue realizado por Gasparini.

Esta sala es hermana del Salón de Porcelana del Palacio Real de Aranjuez, realizada por los mismos autores.

Saleta de la Porcelana, Palacio Real de Madrid.
Saleta de la Porcelana. Palacio Real de Madrid.

¿SABÍAS QUÉ? En el centro el reloj Atlas encierra un mecanismo de rotación de los planetas alrededor del Sol

¿SABÍAS QUÉ? Aunque la porcelana era un secreto de fabricación china fue conocido por los europeos en el S XVIII y traído a España desde Nápoles por el rey Carlos III.

Salón del Trono ★★★★★

Única sala que no ha cambiado de función desde su construcción es una de las joyas del rococó en España.

Está cubierto por un fresco de gran espectacularidad pintado por Giambattista Tiepolo que representa La grandeza y el poder de la Monarquía Española.  Destaca el efecto de profundidad extrema así como la zona baja del zócalo donde se muestran alegorías de las regiones y posesiones españolas con un efecto en tres dimensiones.

falta referencia

También destaca por el espectacular conjunto decorativo diseñada por Battista Natali que se conserva tal cual era en la época.  El carácter está marcado por el terciopelo rojo de las paredes, algunos bordados en plata. El salón está rodeado por 12 consolas distintas (muebles de pared con grandes espejos – los más grandes que se podían fabricar en la época) todas diseñadas por Ventura Rodríguez  y tres series de esculturas, la de Los Planetas, las estatuas de Las Virtudes Cardinales y los 4 leones de bronce junto a los tronos.

¿SABÍAS QUÉ? Tanto los leones de bronce como los las esculturas de Los Planetas fueron traídas por el pintor Diego Velázquez de sus viajes a Italia. Al ser también aposentador real tenía responsabilidad en la decoración del palacio.

Salón del Trono. Falta referencia. 

Capilla Real

Fue construida por el arquitecto Ventura Rodriguez entre 1750 y 1759 bajo el reinado de Fernando VI.  De planta central está coronada por una cúpula de media naranja y decorada con 16 pilastras negras gigantes que imitan el mármol.

Interior de la Capilla Real. Palacio Real de Madrid. reemplazar foto

El órgano de la capilla fue construido en 1778 y restaurado en 1994, está considerado como uno de los mejores de España.

¿SABÍAS QUÉ? Fernando VI prefirió los planos de Ventura Rodríguez para la Capilla Real pese a que el arquitecto oficial Juan Bautista Sachetti había presentado los suyos propios, siendo Ventura Rodríguez su ayudante.

¿SABÍAS QUÉ? Aquí se instaló en 1993 la capilla ardiente de Don Juan de Borbón,  y en el año 2000 la de su mujer María de las Mercedes,

Sala de la corona

Esta sala exhibe los símbolos de la monarquía ★★★ española usados desde el reinado de Isabel II hasta la actualidad. Se trata de una corona, originaria del reinado de Carlos III (en plata dorada) y un cetro del reinado de Carlos II (en plata y cristal de roca)

¿SABÍAS QUÉ? La corona y el cetro se exponen únicamente desde  2014, coincidiendo con la coronación de Felipe VI. Junto a la corona y el cetro hay un collar de la Orden del Toisón de Oro  que es la más alta condecoración que concede la Monarquía.

También se expone en esta sala la famosa Mesa de las Esfinges ★★★★★ de estilo Imperio (1803). Obra maestra del mobiliario real.

¿SABÍAS QUÉ? El Rey Juan Carlos I firmó su abdicación sobre la Mesa de las Esfinges y también sobre ella firmó el presidente del gobierno Felipe González el ingreso de España en la CEE (ahora UE).

Felipe González firmando el ingreso en la CEE sobre la Mesa de las Esfinges (año 1985)
El Rey Juan Carlos I firmando su abdicación sobre la Mesa de las Esfinges (año 2014).

Colecciones

Stradivarius ★★★★★

El Palacio Real de Madrid conserva el mayor y mejor conjunto de instrumentos fabricados por el afamado luthier Antonio Stradivarius . El Cuarteto Real está compuesto por dos violines, un violonchelo y una viola. Por su rica decoración también se les conoce como los Stradivarius decorados. A estos cuatro instrumentos se le suma un violonchelo comprado por Carlos IV en 1775​.

Pensado por Stradivarius para el rey Carlos II se convirtió en un obsequio para Felipe V con motivo de su visita a Cremona aunque nunca fue entregado por culpa de la guerra de Sucesión Española,  no fue hasta 70 años después de ser fabricados que el rey Carlos III mandó buscarlo y adquirirlo como regalo para su hijo Carlos IV.

Conjunto de Stradivarius del Palacio Real. Foto Patrimonio Nacional.

¿SABÍAS QUÉ? Durante la Guerra de la Independencia contra los franceses desaparecieron dos de los instrumentos, la viola se recuperó en los años 50 pero no… terminar.

El cuarteto es sacado de las vitrinas donde se exponen cuatro veces al año para celebrar un concierto en el salón de columnas.

Relojes ★★★★★

La colección de relojes de Patrimonio Nacional distribuida por los palacios reales españoles está considerada como una de las mejores colecciones de relojes del mundo, 721 relojes de los cuales 230 se encuentran en el Palacio Real de Madrid. Todos en perfecto funcionamiento ¡y en hora!.

Las piezas más importante pertenecen al siglo XVIII y tiene su origen en la afición de Felipe V, Fernando VI y sobre todo Carlos IV .

¿SABÍAS QUÉ? A Carlos IV se le denomina a veces el rey relojero porque sentía pasión por estas máquinas e incluso tenía en palacio un taller para montar y reparar relojes él mismo.

Principales relojes:

  • El Pastor (1750)  ★★★★★: Adquirido por Fernando VI es uno de los relojes más importantes y curiosos de la colección real. Realizado por el relojero suizo Jacquet Droz es un complicadísimo reloj con autómatas que da la hora local, universal, barómetro, calendario (día y mes), zodiaco, estaciones y signos y grados del Sol. Está ubicado en el Salón de Gasparini.
Reloj El Pastor. Palacio Real de Madrid. Foto Patrimonio Nacional

Cuenta con los siguientes autómatas: una dama que mueve los brazos, un pájaro que canta, junto a un niño que se gira,  unos angelotes que se balancean en un columpio y sobre todo un pastor toca la flauta con sonido real gracias a un sistema de fuelles y válvulas,. A los lados del pastor un perro ladra, mueve la cola y la cabeza y las ovejas balan.  Ver vídeo del reloj

  • Atlas (hacia 1800) ★★★★★ : Realizado otro gran relojero suizo, Breguet.  Por fuera se trata de un globo celeste adornado con las constelaciones sostenido por el titán Atlas. En el interior del globo la Luna gira alrededor de la Tierra y todos los planetas alrededor del Sol. Se encuentra ubicado en la Saleta de la Porcelana. Ver vídeo del interior del reloj 

Reloj Atlas del Palacio Real de Madrid. Foto Patrimonio Nacional
  • Reloj Elefante ★★★ : Realizado en bronce y alabastro es además uno de los más sofisticados autómatas, una diosa acompañada por faunos y montada en un carro tirado por un elefante que cada hora mueve la trompa, las orejas, la cola y hasta los ojos. Ver vídeo del movimiento del Reloj Elefante
Dando cuerda al Reloj del Elefante del Palacio Real de Madrid
Dando cuerda al reloj del elefante. Foto El País.

Vídeo de los principales relojes en funcionamiento.

Colección de pintura ★★★★★

Aunque la mayor parte de las pinturas que se exponían en el Palacio pasaron al Museo del Prado en el siglo XIX, todavía se conservan algunos restos muy importantes de lo que fue la gran colección real.

Pintores nacionales: Destacan Francisco de Goya, Velázquez y José Ribera.

  • Retrato a caballo de Juan José de Austria (1648) ★★★★: Soberbio retrato ecuestre pintado por José Ribera, muy influenciado por los grandes retratos ecuestres de Velázquez. Vídeo explicativo
  • Retrato de Carlos IV como Cazador ★★★★★:Pintado por Francisco de Goya representa al Rey Carlos IV en una jornada de caza pero vistiendo todos sus símbolos reales, es un cuadro de una grandisima calidad y también muy inspirado por  los retratos de reyes e infantes con atuendo de caza pintados por Velázquez.
Retrato de Carlos IV como cazador (1799). Palacio Real de Madrid. 

¿SABÍAS QUÉ? Es la calidad de este cuadro el que abrió a Goya la puerta para ser pintor de cámara del Rey Carlos IV, para el que hizo una serie de cuatro cuadros de cuerpo entero, dos del Rey y otros dos de su esposa Maria Luisa de Parma.

  • Caballo Blanco ★★★: Pintado por Diego Velázquez  este retrato de un caballo español destaca por su belleza y su luz blanca, se trata de una caballo en escorzo típico del barroco.
Caballo Blanco de Diego Velázquez. Palacio Real de Madrid.

¿SABÍAS QUÉ?  El caballo se encuentra en la misma postura que el retrato ecuestre del Conde Duque de Olivares que está en el Museo del Prado, Velázquez lo tenía preparado por si algo salía mal evitar contratiempos con el personaje. Ver pintura ecuestre del Conde Duque

Pintores extranjeros:

Dentro del género de los retratos destacan el de Corneille de Lyon, el de Felipe el Bueno, el de Isabel la Católica de Juan de Flandes, y el de «el Hombre de la perla», de Michel Sittow.

  • Políptico de Isabel La Católica (1465-1519) ★★★★★: Conjunto único de miniaturas con  bellisimas escenas  de la vida de Cristo, fueron realizadas para uso privado de la reina por Juan de Flandes.  Originalmente estaba formado por 47 tablas de las que se conservan 27, y 15 de ellas en el Palacio Real.
Políptico de Isabel La Católica (1496-1504) de Juan de Flandes. Palacio Real de Madrid.

¿Sabías qué? La propia reina aparece en dos tablas  (La Multiplicación de los panes y los peces y La Entrada de Cristo en Jerusalén) junto a su marido Fernando de Aragón.

  • Salomé con la cabeza del Bautista (★★★★★):  Original de Caravaggio,  Salomé sostiene la cabeza de San Juan Bautista que el verdugo acaba de entregarle, mientras una vieja contempla la escena. Vídeo explicativo
Salomé con la cabeza del Bautista (1606-1607) de Caravaggio. Palacio Real de Madrid.
  •  Lamentación sobre Cristo muerto y El Padre Eterno (★★★★★): pintada por Antonio Rafael Mengs, consta de dos tablas que forman parte de una serie sobre la Pasión de Cristo pintada por Anton Raphael Mengs para el dormitorio de Carlos III.
Lamentación sobre Cristo muerto y El Padre Eterno (1769-1769). Antonio Raphael Mengs. Palacio Real de Madrid

Sin olvidar el extraordinario ciclo de frescos que decoran las bóvedas del edificio. Intervinieron en su decoración, Mengs, Francisco Bayeu, Corrado Giaquinto o Mariano Salvador Maella.

Prepara la visita al Palacio Real de Madrid

Materiales para la visita

Plano visitad del Palacio Real de Madrid
Plano visita del Palacio Real de Madrid.
Itinerario visita Palacio Real de Madrid
Itinerario visita Palacio Real de Madrid
Plano alzado del Palacio Real.

Plano alzado del Palacio Real.

Tras la visita: enlaces para profundizar

Noticias y Reportajes

Vídeos

Plano alzado original del Palacio Real de Madrid
Plano alzado original del Palacio Real de Madrid